¿Podemos reforzar a nuestro perro sin hacer nada?



Está claro que un perro puede salir reforzado casi con cualquier cosa que pase a su alrededor e incluso podría autorreforzarse y en nosotros queda el darnos cuenta de ello y poner los medios suficientes para que una comportamiento que no nos guste no salga reforzado.

Ahora bien, la pregunta es si nosotros, inconscientemente, podemos «mentalmente» reforzarles y no estoy hablando de telepatía, comunicación entre especies, ni nada parecido. Estoy refiriéndome a nuestro estado anímico, algo mucho más químico.

Cuando algo nos disgusta, nos pone nerviosos, nos irrita o nos da miedo, en nuestro cuerpo se disparan unos mecanismos de autodefensa (hormonas, neurotransmisores, etc), en resumen sustancias químicas que segrega nuestro organismo.


Los perros, capaces de detectar drogas camufladas, acelerantes, cambios de insulina en sangre, etc, también son capaces de detectar alteraciones en las sustancias químicas de nuestra sangre (hormonas, neurotransmisores).




Posiblemente nosotros no podamos controlar los mecanismos de nuestro cuerpo, pero quizás podamos minimizarlos intentando controlar, en la medida de lo posible, nuestro estado.

Personalmente creo que los cambios químicos en nuestro organismo no serían lo suficientemente significativos para condicionar a los perros, de no ser porque conllevan un cambio mucho más notorio en nuestro comportamiento (nerviosismo, movimientos rápidos, voces, cara de enfado, etc…). Si somos capaces de controlar estos cambios de comportamiento, la capacidad de reforzamiento de nuestro estado mental hacia el perro posiblemente disminuirá. Por el contrario, si no somos capaces de autocontrolarnos ¿cómo vamos a esperar que nuestros perros mantengan el control?


Antonio L. H. Calderón
CalmaDogs