Comportamientos obsesivos. Adicciones.



Cuando a una persona que se le diagnostica alcoholismo, uno de los primeros pasos del tratamiento es la inmediata y total supresión del alcohol en la bebida. Esto llevará implícito la aparición de un síndrome de abstinencia que hay que prevenir o tratar. El paciente necesitará mucha ayuda y se intentará que la situación de no consumo se mantenga durante un largo periodo de tiempo o toda la vida. Para ello se actuará sobre múltiples aspectos del paciente y del ambiente que le rodea con el propósito de conseguir que se consolide la conducta.


Existen muchas otras adicciones que a día de hoy se reconocen como enfermedades físicas y emocionales según la OMS. Por definición, una adicción es una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación causada principalmente por la satisfacción que ésta causa.

Se acepta como adicción, cualquier actividad que un individuo no sea capaz de controlar y que lo lleve a conductas compulsivas.

Para la recuperación de todas las adicciones se requiere un tratamiento adecuado durante un largo periodo de tiempo.

Esto casi todos entendemos que es así, que una adicción no es una broma, ni que tampoco se soluciona en unas pocas horas. También es sabido que para su correcto tratamiento no se debe recurrir a la violencia en ningún caso.


¿Por qué creemos entonces que en los perros, sus obsesiones o comportamientos instintivos, se solucionan en un momento? ¿Acaso nos han lobotomizado con los espectáculos circenses en los que un miedo o una fobia se corrige en una sesión de 20 minutos? ¿Quizás pensamos que «meterle caña» a un perro sí le soluciona cualquier problema?

Los perros también necesitan su tiempo, mucha ayuda y evitar, en la medida de lo posible, la aparición del detonante que desencadene el comportamiento obsesivo.


Un perro que tiene obsesión por la caza, difícilmente se podrá tratar si  lo llevamos suelto en un campo donde hay conejos u otros animales que le despierten o estimulen su instinto depredador. Habrá que trabajar mucho y bien e intentar que el comportamiento a evitar no se vea reforzado. No podemos pretender que el comportamiento se extinga por sí solo ni en poco tiempo.

Pero tampoco deberíamos dejarnos convencer por quienes prometen rápida solución mediante herramientas aversivas. 

Empatizando, sería lo mismo que a un alcohólico darle descargas cada vez que se acerque a un bar o clavarle unos pinchos en el cuello cada vez que fije su mirada en una botella. Posiblemente deje de acercarse a los bares y de mirar las botellas, pero quizás un día, cansado de todo eso y muy cabreado, decida pagar su frustración y su mal humor con alguien. 

Fuente tema alcoholismo: Saludalia.com

2 comentarios en “Comportamientos obsesivos. Adicciones.

  1. CalmaDogs

    Gema, no sé si el diagnóstico fue acertado o no. El estrés es una reacción fisiológica de nuestro organismo y es natural y necesaria para poder sobrevivir. El problema viene cuando la gestión del estrés no es la adecuada.

    Habría que descubrir qué provoca ese estrés o ese exceso de estrés y por ende, qué le hace al perro no poder gestionarlo adecuadamente.

    El ejercicio físico puede ayudar o puede empeorar el problema dependiendo de la cantidad y la calidad del ejercicio así como de la exigencia. No a todos los perros les convienen las mismas cosas.

    Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto e indícanos de dónde eres.

    Atentamente, CamaDogs.

  2. Hola tengo una perra de un año es tipo braco tiene mezcla de dalmata.Mirar ahora le ha dado por rascar las paredes,nos las tiene destrozadas ya no sabemos que hacer pues me dijeron que era por estress y ahora le hacemos correr mas asi que mas no se me ocurre para que lo deje de hacer ¿me podeis ayudar?Muchas gracias

Comments are closed.