Perdiendo la naturalidad

Foto: The Washington Post Sigue pareciéndome una pena pasear, cruzarte con 7 perros diferentes y que solo uno de sus propietarios permita que el perro se comunique, se relacione, se huela con otro y se despida. No estamos hablando de un paseo donde estén sueltos y jugando. Van atados y los guías van como ollas a…

Sigue leyendo