Parques ¿caninos?

Entrar por la puerta de un parque canino y comenzar por preguntar ¿son machos? seguir por corregir a su perro en la forma de saludar a otros, animarle efusivamente a que corra y juegue, gritarle por meterse en un charco de agua, por intentar acosar a otro, por ladrar… darle una torta por mancharse de barro y así hasta irse. Los chsss, las intervenciones, las riñas, se suceden constantemente.

¡Es increíble, pero no para ni un momento de decirle cosas a su perro!

Pero ojo, porque a esa misma persona, si le preguntas, te dirá que no le dice nada a su perro, que lo deja “a su bola”, el 80% de lo que le dice a su perro es inconscientemente.

Esto no sería más que una anécdota si no fuese porque el perro está condicionado cada vez que se acerca a otro perro, su lenguaje refleja a la perfección que está más pendiente y temeroso de su dueño que de la propia comunicación con uno de su especie y que eso puede ser una fuente de conflictos.

Y no es eso solo, el problema es que no es un caso aislado, es algo que ocurre tan frecuentemente en estos parques que casi nos hemos acostumbrado a verlo como algo natural, en un sitio donde debería reinar la tranquilidad, donde los perros deberían comunicarse libre y tranquilamente solo se escuchan intervenciones, intervenciones e intervenciones por parte de los propietarios.

Es terrible, pero lo que deberían ser parques para el esparcimiento de los perros, en multitud de ocasiones son espacios donde los perros son acosados, lo pasan mal, se juegan el tipo con un número excesivo de perros problemáticos, están demasiado tiempo en una situación artificial que les sobrepasa y generan estrés, mucho estrés.

Muchos parques se han convertido en el centro de reunión de “pandillas” de propietarios de perros, donde echar unas horas todos los días. En todas las ciudades que hemos tenido la posibilidad de observar, nos hemos encontrado con los asiduos a esos parques que, en algunos casos, llegan a pasar hasta 4 horas diarias allí, donde algunos perros ya se sienten como en casa y que, fruto del estrés que generan, defienden ante nuevos “inquilinos”.

Deberíamos plantearnos que el rato del perro es para el perro. Que nuestros amigos humanos no tienen porque coincidir con los amigos caninos de nuestro perro, ya sea por tamaño, carácter o intensidad de juego. Si nuestro perro está siendo acosado, se aburre, se frustra, se siente amenazado, o es constantemente corregido… será un mal rato para él. Si esto ocurre todos los días, será un mal rato todos los días, será una fuente de estrés, pero ¡ojo!, porque nuestro perro no nos va a indicar con un cartel de neones luminosos que lo pasa mal día tras día, pero es posible que los problemas vayan surgiendo poco a poco.

 

banner Oh Fancy

8 comentarios en “Parques ¿caninos?

  1. cristina

    A diario acudo a estos parques y percibo que cuando hay demasiados perros Yako se aburre, no juega, o lo que es peor..le da por intentar”dominar”gruñendo y ladrando a los perros más cachorros. Él tiene un añito, y de cuando en cuando le da “el punto” y comienza a gruñir enfadado a los perros que son más jóvenes que él. En cambio si estamos en un lugar abierto y sin tantos perros, él se comporta como siempre, juguetón y amigable. No sé por qué será, no es siempre, le ha sucedudo en un par de ocasiones, no sé si será por su edad, porque no le hemos castrado…no sé, él siempre ha sido socializado desde cachorro, y no sé cómo actuar cuando le da el punto y se hace el “chulito” ante otro perro más joven que él..

    • Posiblemente ante esos perros se sienta mas nervioso o excitado (porque juegan más, no paren quietos, no comuniquen,…) las causas pueden ser muchas o de esos dos casos en concreto, y esa excitación es la que le lleve a comportarse así. Una solución sencilla podría pasar por sacarlo (llevárnoslo sin decirle nada) de esa situación en cuanto apreciamos que no está resolviéndola como debería de manera que no llegue a más.

  2. Marcos

    Cuando dices que algunos perros pasan mucho tiempo en un mismo sitio, que se sienten como en casa y que, a causa del estrés, pueden llegar a defender ante nuevos inquilinos, te refieres a que se agobian de estar siempre de estar en el mismo y eso les provoca ser más reactivo? o te refieres a alguna qüestion territorial?

    • Nosotros no clasificamos la agresividad, preferimos la relación estrés-miedo-agresividad.

      En este caso entendemos que el perro, ante una subida de estrés, defiende un recurso que ve amenazado y no tendría razón de ser en un perro equilibrado. Es un caso similar al de la defensa de un sofá, comida habiendo abundancia, un hoyo o un palo.

  3. Marcela Novo

    Yo con mi cachorra de 7 meses tengo un gran problema, cuando va con correa de paseo y ve otros perros se desespera, salta, se retuerce, ladra hace de todo muy euforicamente., logre o no tener contacto con el otro animal, y cuando está suelta en el parque o en la playa también va detrás de todos los perros a jugar muy enérgicamente, sin agresividad porque cuando alguno la muerde o le pone limites enseguida adopta poses de sumisión. Cómo puedo calmarla.

    • Tu cachorra no maneja bien los protocolos de comunicación con otros perros y eso en un futuro podría ocasionarle algún problema.

      Habría que observar muchas cosas en su día a día para buscar causas y proponer un plan de trabajo.

      Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto o a través de info@calmadogs.es

  4. Marcos

    Entonces hay que evitar visitar siempre los mismos parques? Yo intento cambiar cada dia de sitio, y una o dos veces a la semana mínimo, playa, montaña.. Pero si es cierto que normalmente y una vez al dia repetimos en un mismo sitio..

    • No, no hay que evitar eso, hay que valorar si los perros que hay y el ambiente generado en ese momento es bueno o no para tu perro, así como el tiempo de exposición.

      El parque debe de ser algo bueno para el perro, pero jamás algo estresante, frustrante, molesto, cansino.

      Es de eso de lo que verdaderamente hemos de preocuparnos. Lo de repetir o no, no es notorio.

Comments are closed.