La licencia de cachorros

La “licencia de cachorros” es una concesión que los perros adultos otorgan a los más pequeños (hasta aproximadamente las 20 semanas). Les permiten experimentar cosas sin correcciones, mostrando mucha paciencia.

No todos los perros adultos tienen porque gestionar bien una situación con cachorros, dependerá de lo equilibrado, de lo acostumbrado que esté el perro adulto y que por culpa humana no haya condicionado nada malo a la presencia de los cachorros (algo típico de las correcciones por parte del humano hacia el perro adulto en presencia de los cachorros), por lo que las primeras exposiciones deben hacerse controladas, cortas en duración y a ser posible, sin intervención humana de ningún tipo (no hablar, no tocar, no interceder y jamás forzar la situación).

Habrá perros a los que les guste interactuar con cachorros y otros que los eviten y eso es algo que debemos contemplar con normalidad.