Miedo

miedo 02

Hoy se conoce que la gran mayoría de problemas de reactividad y/o comportamientos agresivos van estrechamente relacionados con el miedo.

Ese componente de «miedos» puede derivar de muchísimos factores, desde una mala impronta en fases tempranas en el cachorro, predisposición genética, malas experiencias, hasta niveles de estrés muy altos o miedos inducidos.

Si somos capaces de entender esa estrecha relación, deberíamos plantearnos que la solución a este tipo de conductas JAMÁS puede ser añadir más miedo, dolor o generar estrés innecesario.

Es muy importante saber que si tu perro ladra o gruñe a otros perros o personas, intenta agredir o se tira a morder, la solución no pasa por darle tirones de la correa, chistarle o regañarle, es más, seguramente aumentaremos ese problema u otros con esa actitud de confrontación.

Tu perro no es estúpido por hacer eso, tampoco es un «cabrón» que quiere joderte la vida, simplemente es un perro que siente miedo ante ciertas situaciones y la solución a ese problema pasa por ayudar al perro para que aprenda a gestionar esas situaciones entendiendo que una de sus principales causas es el MIEDO.