¿Es macho?

Macho– ¿Es macho?
+ Sí.
– Ahh, pues entonces no hay problema.
[Grrrrrrrr]
– Vaya, pues no le gusta. Es que esta perra es muy dominante.
+ ¿Todavía se lleva eso de perros dominantes y sumisos?
– Huy sí, tengo dos y esta es la que manda.

Una vez más, escuchamos el daño que ha hecho tanta dominancia y tantos malos consejos de «sabiduría popular». Resulta que una perra que no puede acercarse a otras perras e incluso a otros perros machos y que amenaza con tirarse a morder, es un perro dominante. Es, supuestamente, un perro que quiere liderar una manada, pero ¿cómo pretende hacerlo si le cuesta convivir en armonía con otras perras y algunos perros? ¿Cuánto duraría sana una perra que va peleándose con todas las perras y algunos perros? ¿Por qué relacionamos siempre al perro conflictivo, al que le cuesta relacionarse, al gruñón, al controlador, al cascarrabias… como perro dominante?

Obviamente, el etiquetar de dominante a esa perra llevará implícito, en su trato, todo el repertorio de técnicas para realizar una rebaja jerárquica, someterla y hacer de ella una perra «sumisa» (de veras que estos términos y lo que conllevan me repugnan).

¿Tanto cuesta ver que esa perra tiene un problema de convivencia con otros perros y que eso ni se va a solucionar solo, ni se va a solucionar mediante castigos o amenazas? ¿Crees que convivir con una perra con la que has de permanecer alerta constantemente para no cruzarte con otra es normal? ¿Piensas que una perra que quiere pegarse con todas no tiene un problema de conducta? ¿Castigando día tras día, interviniendo en cada aproximación con perros, bajo presión, en tensión, podrá establecer las relaciones adecuadas? ¿Vais a poder disfrutar de una relación que constantemente supondrá una lucha por la supremacía?

Yo en tu lugar, me replantearía todo lo que me hayan contado o leído sobre dominancias, adiestramiento, todo lo que sepa de perros y empezaría a valorar otras formas de trabajar con el objetivo de ayudar a mi perra a comunicarse, socializar y que entienda que no hay que crear un conflicto por cualquier cosa, algo que seguramente se haya potenciado a lo largo de su vida. Y lo haría porque lo que estás haciendo no funciona y sobre todo, por el bienestar del perro y para lograr una feliz vida en común.

Un comentario en “¿Es macho?

  1. Irene

    Mi perra en general se lleva mejor con hembras que con machos y a veces se asusta de otros perros sin motivo aparente. No he logrado descubrir porque unos si y otros no, pero estamos trabajando en ello y desde entonces ha mejorado muchísimo. Con tan solo una reducción de estrés el cambio ha sido brutal, en tan solo un mes y algo. Cuando vemos otros perros, si quiere acercarse le animo a que vaya (suelto la correa o la dejo lo más floja posible) y si no quiere saludar pues seguimos el paseo. Cuando se acerca a otro perro voluntariamente refuerzo esa decisión y la premio. Ahora confía más en sí misma y saluda a otros perros con normalidad, aunque como es lógico hay algunos que simplemente no le caen bien o no le gustan, cosa que hay que respetar.

Comments are closed.