Cruzar al perro

Camada cachorros

Cachorros encontrados en una caja de cartón

1. No hace mucho paseaba con uno de mis perros y un chico me llama y me dice que si quiero cruzar a mi perro con la suya y que ya hablamos de si quiero “pasta” o quedarme con algún cachorro.

2. Una chica, en un parque me cuenta que quiere cruzar a su perra porque le hace mucha ilusión quedarse un cachorro suyo.

3. En otra ocasión alguien me decía que su veterinario le había dicho que su perro se calmaría cuando montase a alguna perra.

4. Y en muchas ocasiones he escuchado que el veterinario o alguien le ha dicho que su perra tiene que tener alguna camada antes de esterilizarla.

Y todo esto lo escucho o leo con asombro en pleno siglo XXI, en lo que se denomina “sociedad de la información”. Más bien yo diría sociedad de la “desinformación”.

Solo hay que buscar un poquito en internet para encontrar información sobre cada punto:

1. Los problemas derivados de una cría indiscriminada de alguna raza

lo que algunos denominamos juntaperros (que también podrían ser juntagatos) o “criadores del patio trasero” y que sin ningún conocimiento de genética, de lo que es la endogamia, de lo que debería ser una socialización temprana, de hacer un seguimiento del embarazo… se ponen a cruzar el primer perro que a ellos les parece bonito sin más. Luego viene el “tío Paco” con las rebajas y resulta que ese cachorro que compraste tirado de precio con respecto a lo que te cobraría un criador serio y responsable (también hay criadores sinvergüenzas, ¡cuidado con esto!) tiene displasia de caderas, displasia de codos y una atrofia progresiva de retina. Si bien es cierto que un criador no puede garantizar que esto no ocurra al 100%, al menos, no lo portará por herencia genética. Jamás compres un perro a un “juntaperros”, no es ninguna broma, te puede resultar realmente costoso y eso siempre que puedas permitirte pagar las operaciones necesarias además de fomentar la cría indiscriminada.

2. La idea romántica de tener un hijo de tu perra

empieza a perder efecto cuando descubres que, además de ese hijo, pueden nacer otros nueve más. Seguramente te quedarás con uno, cierto, pero tendrás que buscarle un buen hogar a los cachorros restantes. Es relativamente fácil encontrarle hogar a unos cachorros sobre todo si son de “marca”, la gente en estos casos se vuelve súper maja, pero también es muy fácil que te los devuelvan como adolescentes destrozados porque fueron gratis o baratos y ya se han echado a perder… eso, o encontrártelos en una perrera, en un campo atados o abandonados. Tampoco se suele tener en cuenta que tu perra puede tener un mal embarazo o un mal parto porque la cosa se complique y que hay que tener un depósito de dinero guardado por si hay que avisar a un veterinario de urgencias para que asista el parto. También puede ocurrir que tu perra muera o no quiera o no pueda alimentar a sus cachorros y tengas que pagar caros suplementos, nazcan algunos con alguna tara que haya que operar, etc. Y todo esto, además de lo comentado en el punto 1 de enfermedades congénitas, porque ni todos nos hacemos expertos en genética de un día para otro, ni nos vamos a gastar un dineral en pruebas médicas que descarten las enfermedades congénitas.

3. Que el perro se calme cuando realice una monta

me parece un chiste y en este caso, de mal gusto. Hablando en plata, ¿alguien que haya “practicado sexo” una vez se ha calmado y ya no lo ha vuelto a querer hacer? Los perros montan porque su instinto les lleva a perpetuar su especie. Las conductas instintivas son las más complicadas de erradicar y os puedo asegurar que un perro no se va a tranquilizar por haber realizado una monta. A esto de que el perro no se va a calmar, no es más que un cuento de viejas, hay que sumar lo explicado en los puntos 1 y 2.

4. Tener una camada antes de esterilizar

¿por qué? ¿qué razón científica hay para ello? Según algunos es que la perra ya está “formada”… otro cuento de vieja ¿acaso una perra que no tenga descendencia no estará “formada”? Esto es absurdo. Si bien a lo mejor no queremos esterilizar a nuestra perra por no privarle de ciertas hormonas (en esto es algo que no se ponen de acuerdo ni los más expertos en estos temas) sí que podemos realizar una ligadura de trompas, de esta manera su aparato reproductor se mantendrá intacto, conservará sus celos y no se quedará preñada. Eso sí, los riesgos de sufrir una piometra así como otro tipo de infecciones seguirán estando presentes, así como el no poder ir con tu perra mientras tenga el celo a parques caninos. Si decides tener una camada antes de esterilizar, ten presente los puntos 1, 2.

 

Si no quieres esterilizar o castrar siempre tienes la opción de hacer una vasectomía o una ligadura de trompas porque, lamentablemente, los refugios y perreras están también abarrotados de “esos descuidos” por tener a los perros enteros.

IMG-20150709-WA0020

Piometra y tumor recientemente quitados a una perra senior no esterilizada.