¿Cuándo hace mal un perro?

 

“Reprender a un perro cuando hace mal sin llegar al maltrato… como a los niños.”

Esta, quizás, es una de las “perlas” más frecuentes y difíciles de explicar a un propietario para convencerle que esa no es la mejor forma de educar a un perro y que puede acarrearle muchos problemas.

Por una parte, porque a muchos se les educó de niños así y por otra, porque creen que si no se reprende, hay “barra libre” para hacer lo que dé la gana, no hay normas.

Pero ¿cuándo hace mal un perro?

¿Cuando gruñe, cuando rompe, cuando le llamas y no viene, cuando tira de la correa, cuando hace caca en casa, cuando se sube al sofá, cuando ladra, cuando se come algo de la calle, cuando persigue una bicicleta, persigue a un runner, cuando se reboza en una caca, cuando muerde a otro perro o a una persona, cuando hace algo que a nosotros no nos gusta?

¿De veras, en qué momento hace mal un perro para que podamos reprenderle y así aprenda que eso está mal? ¿La opción de reprenderle es la única, es la más acertada, es entendible por el perro?

Porque lo que veo a diario es a perros reprendidos por hacer cosas normales de perros, por no hacer cosas que no aprendieron a hacer, por hacer cosas que fueron reforzadas por sus propietarios inconscientemente y muchas, muchas veces, por expresar su miedo.

Pero quizás aún pienses que, al igual que a un niño, hay que reprender al perro. Porque también veo niños reprendidos por caerse, por mancharse, por no aguantar 4 horas en un centro comercial, por equivocarse… y también veo a niños a los que se les ha reforzado el llanto y las pataletas para lograr sus objetivos, niños con propensión a pegar porque se les ríe la gracia y niños reprendidos por no saludar cuando sienten vergüenza.

Piensa un poco, analiza y no te creas esto porque sí. Reprender las conductas que no nos gustan es fácil y está al alcance de cualquiera, encontrarás incluso absurdos manuales para “dummies” en los que explican como reprender a un cachorro y que, en cierta medida, resolverán el problema siempre y cuando no reparemos en los graves problemas* que se derivan de su uso y abuso.

*Esa es la parte que nunca te contarán en esos manuales y consejos.