El perro pasará por las puertas siempre detrás de nosotros

#mitosyrealidades

Con consejos como este hemos visto peligrar la integridad física de algún que otro perro.

«Pasará por las puertas siempre detrás de nosotros. Por mucho que tire de la correa para salir a la calle, no podemos permitirle ir en primera posición, ese es nuestro puesto».

Como dice Barry Eaton en su libro «Dominancia ¿realidad o ficción?» no está muy seguro de que haya muchas puertas en la naturaleza ¿crees que un perro entiende por qué no se le permite pasar por la puerta antes que el dueño?.

Lo importante es que el perro no nos arrastre por salir a la calle nada más abrir la puerta, pero esto es una cosa más de sentido común y de seguridad, que de «jerarquía». Es importante entender que un perro que salga de casa muy excitado, seguramente dará un paseo excitado y es algo que deberemos trabajar (la excitación) pero no podemos pasarnos la vida haciendo el ridículo de pasar por delante de nuestro perro cada vez que nos encontremos con una puerta porque leímos o escuchamos que si el perro pasaba delante de nosotros nos «dominaría».

Otra cosa muy diferente es entrenar a un perro para que se espere cuando se abre una puerta y no se lance para pasar (estaríamos hablando de seguridad para el propio perro y no de dominancia).

En alguna ocasión, este desacertado consejo ha podido poner en peligro a más de un perro al entrar o salir de un ascensor ya que la correa no impide que la puerta se cierre y puede quedar el dueño en una parte y el perro en otra. ¡Mucho cuidado con esto!