Al final de la correa



Haciendo «zapping» mañanero, me encuentro con otra mierda televisiva llamada «Al final de la correa» que en inglés es algo así «At the end of my leash». Estos de Cuatro no escarmientan y se traen a otro borde que da un perfil televisivo vendible y que parece disfrutar metiéndole caña a los perros (y a los dueños). Un gran repertorio de técnicas obsoletas, dominancias, jerarquías… simplemente PATÉTICO.

Señores de Cuatro, la educación canina está evolucionando, la regla de madera (o batuta), el tirón de patillas y las tortas, ya desaparecieron de los colegios de nuestros hijos y ya va siendo también hora de que los tirones, golpes y el uso de la fuerza bruta desaparezcan de la educación de nuestros perros. 

NUNCA HA SIDO NECESARIO EL USO DE LA FUERZA PARA EDUCAR, otra cosa muy diferente es que no se sepa hacer de otra manera.