Corrige, corrige, corrige y así siempre

Una chica corrige a su perro unas 30 veces en los 3 minutos que observo como su perra saluda a otros dos perros: «¡quieta, baja, chsss, no, no, para, ya, ya, no, estate quieta, chsss, chsss, qué te he dicho, no!» todo ello en modo «repeat» mientras da algunos tirones de la correa. La perra…

Sigue leyendo