Entendiendo al perro pequeño que ladra y gruñe

perro peque grande

Un perrillo se pone a ladrar y gruñir ante la presencia de un perro más grande que solo le hace señales para intentar tranquilizarlo. El propietario del perro pequeño se lo lleva «colgando» del arnés mientras le dice en un tono normal ¡no seas bobo, no te pongas así, no te van a hacer nada!

¡Ójala el perrito pudiese entenderle y hacerle caso a su dueño! Es cierto, el perro grande no le iba a hacer nada, pero el miedo es así y supongo que su propietario no quiere molestar a nadie y mucho menos que su perro pudiera hacer daño a otro perro o se generase así una pelea, pero el problema está ahí, y eso mismo le pasa con casi todos los perros, por no decir todos.

Mientras tanto, su manera de actuar solo irá añadiendo más problemas al perro, que vive aislado sin mantener relación con sus congéneres y cada vez más presa del pánico, ya que ante la presencia de cualquier perro, su propietario ya le «cuelga» por el arnés y lo levanta del suelo.

Ya no sabe qué hacer, dice haberlo «intentado» todo y nada le ha servido.

Y esto ocurre, desgraciadamente, demasiado a menudo y rara vez se acude a un profesional que pueda enseñarles cómo ha de trabajar con su perro y poco a poco, resolver ese problema que se ha ido creando con el tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: